Me atrevo a soñar con un hockey en los barrios

27/01/2017

(Escribe: Analía Sardo) – Si hay algo que me da placer es ir a ayudar a Noe (Suárez )y Sele (Núñez) con las practicas de las peques. Cuando decidimos que íbamos a sumar niñas a nuestro equipo, nunca pensamos que se iba a formar un grupo tan sólido y lindo. Estas niñas, de edades entre 4 y 11 años fueron todo el año a los entrenamientos sin faltar prácticamente. En el correr del año se fueron conociendo y realmente entablaron una relación entre ellas que me llena de orgullo. Sin egos, ni diferencias, nosotras hacemos mucho hincapié en eso. Era llegar y verles sus caritas ansiosas por jugar, protestando si las hacíamos correr mucho, riendo a carcajadas de los chistes de alguna; y bueno, también con algún reto cuando no hacían caso.
Pero lo que destaco es la solidaridad entre ellas, los valores que ya manejan; son
niñas que tienen una familia atrás que también es la familia del hockey, y son cosas que el hockey tiene, el compartir un tercer tiempo con las rivales, el terminar un partido y sentarse en ronda todas mezcladas y olvidar la competencia que hubo dentro de la cancha.
El llegar a la cancha y que las “piojas” vengan corriendo a saludarte, como dice la propaganda…no tiene precio.
Gracias a María Noel Suárez y Selena Núñez que han resignado tiempo y dinero por dedicarles horas a estas niñas, para tratar de enseñarles lo que podemos. Ellas tienen ganas, muchísimas ganas de aprender y sobre todo de jugar; es lo que nos impulsa a nosotras a no bajar los brazos, este es nuestro semillero y estoy segura que son las que nos van a trae las mas grandes satisfacciones.

Y pensando en las niñas, y en que ningunas de las que juega en nuestro equipo había tenido antes ningún contacto con el Hockey, me atrevo a soñar. Qué bueno estaría que se pudieran armar escuelitas barriales, tal vez en principio una vez por semana; hay muchos voluntarios para empezar, solo hace falta un mínimo apoyo. Pienso que el deporte es importantísimo para todos, niños jóvenes y para esas personas adultas que han perdido los estímulos. Las ganas están, la propuesta también solo falta quien nos de una mano.

Compartir esto

Club Del Este

Celulares al costo


Celulares al costo