En el hockey encontré mi libertad

14/01/2017

(Escribe: Analía Sardo) – En una tarde le escribí a una amiga y compañera de hockey para contarle que estaba tratando de escribir (y digo tratando porque evidentemente no es lo mío) alguna anécdota que hayamos pasado en algún partido y como se sentía cuando jugaba; me dijo una palabra que es tan simple pero que a la vez encierra todo lo mejor que se puede sentir: LIBERTAD!!. Imagínate sí por un momento todos tuviéramos en la vida la posibilidad de sentir eso haciendo algo que nos gusta y disfrutamos…sería otro el mundo seguramente. Esa misma tarde que mi amiga me puso que el hockey la hacía sentir libre le pedí que por favor me recordara alguna anécdota, y me recordó la peor, pero en el tiempo la más divertida de todas.
Era un partido muy esperado, el segundo o tercer viaje con todo el equipo aún no habíamos convertido ni 1 solo gol (en ningún partido) y allá marchábamos rumbo a Young, con mucha producción, banderas peinaditas, cantando en el bus, pensando jugadas, tácticas…etc. Río Negro Polo sería el destino, muy bien recibidas por las chicas. Empezó el partido, nuestra arquera nerviosa y nosotras también; el encuentro estaba demasiado movido, no parábamos de defender y nuestra arquera atajó hasta los que no nos imaginábamos que podía atajar, mientras el resto del equipo alentaba de afuera enérgicamente, en un momento salgo para que entrara a jugar una compañera y me hacen notar algo que nos dio mucha gracia, risa y hasta un poco de vergüenza…mientras el partido transcurría furioso en nuestra área, la arquera del cuadro contrario estaba sentada en el.fondo del arco resguardándose del sol, parece que no éramos una amenaza para ella.

Cuando me pidieron escribir sobre hockey dije que no, yo no puedo escribir simplente sobre hockey, porque para mi no solo es un deporte. Para mi el hockey es una pasión que encierra más que partidos y prácticas, para mi la palabra hockey son amigas, compañeras, cumpleaños, tristezas, alegrías, esfuerzo, desilusiones, esperanza, confianza, es la vida. Por eso mi aporte sera contando como encaramos el hockey y las vivencias en este deporte tan amado.

El día que conseguimos la primer cancha de pasto, que emoción, pero tenia algunos inconvenientes. Caballos desbocados, pozos muy profundos, espinas, pantanos; pero que felices éramos en el pedacito en el que podíamos jugar. ¿Quien dijo que es fácil?, no es fácil empezar a practicar un deporte cuando no hay apoyo, cuando todo es a pulmón, cuando el espacio físico no es el adecuado, cuando no tenes quien te entrene porque no tenes dinero para pagarlo.
No es fácil cuando pese a conseguir lugar físico y entrenador no podes participar de ligas porque hay que viajar cada 15 días y no da la plata, porque ya la venta de rifas, pastas, ferias americanas, no te alcanzan. Habiendo pasado por todo las ganas siguen intactas y el desafío es tan grande, que a pesar de todo te la jugas y vas por ese poquito más que te llena el alma.
Cuando formamos este equipo HR hockey recreativo fue con un fin, que este deporte que por mucho tiempo fuera de elite, deje de serlo.  Nos costó, mucho nos costó, pero creo que lo estamos logrando, hoy somos un equipo solido que va creciendo día a día.

Compartir esto

Club Del Este

Celulares al costo


Celulares al costo